Reforma Interior de Vivienda

 

 

 

 

l

El Encargo

 

Se trata de reformar una vivienda en un edificio del Casco Viejo de Bilbao introduciendo un programa de usos contemporáneo.

Se pretende una obra de presupuesto ajustado pero que resuelva la falta de aislamiento, la rehabilitación de la estructura, la incorporación de nuevas instalaciones y los espacios pretendidos. Todo ello, tratando de lograr una distribución lo más ¨luminosa¨posible teniendo en cuenta que tan solo se cuenta con 2 ventanas a la calle y 1 a patio interior.

 

Condicionantes

 

Se trata de un piso de dimensiones reducidas y muy pocas luces al exterior, de modo que la propuesta de distribución debía optimizar el aprovechamiento del espacio.

La posición de la bajante de aguas sucias resultó ser un gran condicionante que resultó en la utilización de equipos de trituración y bombeo para la resolución del saneamiento.

Además al tratarse de un edificio con estructura de madera era preciso conocer su estado para proceder a las reparaciones que fuesen oportunas.

 

La solución

 

Se opta por agrupar usos y crear una distribución lo más funcional posible. Para ello se crea una franja junto a la medianera en la que se ubican todos los espacios servidores (cocina, baño, hall), una franja de circulación y una franja más ancha que alberga los usos principales.

Como mejora del aislamiento térmico y acústico se trasdosaron todos los cerramientos perimetrales y se incorporó aislamiento tanto en techos como en suelos.

Las lesiones causadas  por termitas y otros xilófagos provocaron la ejecución de un refuerzo de estructura y un tratamiento de saneado y protección de la madera.

 

 

En la inspección de la estructura se observó una esbeltez excesiva de las vigas principales y se detectó la presencia de termitas en zonas puntuales, lo cual aconsejaba el refuerzo de dichos elementos. La solivería (a excepción de la de los antiguos cuartos húmedos que fue necesario sustituir en su totalidad) se encontraba en un estado aceptable, por lo que no era preciso intervenir sobre ella.

Para determinar si los pilares de madera eran fiables o si por el contrario las lesiones provocadas por las termitas no eran asumibles se ejecutó una campaña de resistografías para poder determinar si dichos elementos eran elementos recuperables cuyos resultados indicaban que los pilares se encontraban en buen estado y que tan solo era necesario realizar reparaciones puntuales.

 

Guillermo Pérez Mayo

Arquitecto, Ez2

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR