l

El Encargo

 

Se trata del derribo de una edificación residencial que tras varios años de abandono se ha convertido en una amenaza para los viandantes.

 

Condicionantes

 

El derribo debía ejecutarse en el menor tiempo posible para minimizar riesgos. La cercania de un colegio convertía la situación de la edificación en una calle muy transitada tanto por tráfico rodado como peatonal.

 

La solución

 

Finalmente, se opta por un derribo con retroexcavadora, lo cual permitía un derribo rápido hacia la parcela sin afectar a vía publica y una posterior clasificación de los residuos dentro de la parcela. La amplitud de la parcela admitía la utilización de esta técnica que permite reducir los tiempos de las labores más peligrosas. En cualquier caso, dichas labores se ejecutaron siempre cuando el colegio estaba desocupado y era posible cortar el tráfico durante breves momentos.

.

 

 

En esta ocasión la rapidez resultaba fundamental como estrategia para minizar riesgos.

 

Guillermo Pérez Mayo

Arquitecto, Ez2

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR